Sembrando junto a todas las aguas

“Dichosos vosotros los que sembráis junto a todas las aguas, y dejáis libres al buey y al asno.” Isaías 32:20

El buey en la biblia es tipo del siervo de Dios que trabaja predicando el evangelio. El asno es tipo de una persona sin Cristo. El pasaje nos enseña lo dichosos que son aquellos que predican el evangelio de salvación, que siembran la palabra de vida en las almas de los hombres, sin poner a trabajar al pastor en esa labor y sin ponerle carga a aquellos sin Cristo. Pensamos que solo el pastor debe predicar el evangelio y es el único que tiene esa responsabilidad, pero Dios nos manda a predicar el evangelio a toda criatura, todo creyente es embajador, no solo el pastor. Además cuando predicamos a la gente de Cristo, pensamos que no basta con solo darles el evangelio sino que también le ponernos cargas, como por ejemplo: “tienes que hacer tal cosa…”, “debes asistir a tal iglesia”, “tienes que dejar tal pecado” y le ponernos una cantidad de cargas y no vemos la obra de Idos en sus vidas.

La biblia nos dice “los que sembráis junto a todas las aguas” y nos recuerda que el agua es indispensable para una buena siembra. Lo interesante de esta frase es que dice “todas las aguas” pues la biblia habla de las aguas, refiriéndose a lo obvio, pero además podemos aprender que las muchas aguas son las multitudes, las naciones y además a la obra del Espíritu Santo.

Algunas aplicaciones:

  • La semilla es la palabra de Dios, el evangelio de salvación, que predicamos. La tierra es el corazón del hombre. Nuestra responsabilidad es sembrar la semilla
  • Cuando sembramos debe junto a las aguas. La siembra del evangelio debe ir bañada de mucha oración. Efesios 6: 18 – 20.
  • El agua suelta la tierra, la prepara y ablanda para que esa semilla de fruto. El único que puede romper la dureza de corazón, es el Espíritu Santo, es el único que puede quebrantar y convencer de pecado. Juan 16:8 – 11.
  • La siembra se realiza junto a aguas. Las aguas, como decía antes, apocalipsis las define como naciones, pueblos y muchedumbres (Apocalipsis 17:15 Me dijo también: Las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas.) Dios nos enseña que debemos estar cerca de la gente sin Cristo para predicarles el evangelio, lejos de ellos ¿Cómo oirán, y como sabrán del evangelio de nuestro glorioso Señor Jesucristo? A veces estamos tan lejos de la gente que no pueden oír y ave ces estamos tan metidos con ellos en su mismo pecado que no creen. Debemos vivir para Cristo, en Cristo pues él es nuestra seguridad, pero como embajadores, en medio del mundo perdido, brillando en medio de ellos.

Les dejo estos versículos que conocemos bien, para recordar lo que debemos hacer como creyentes en este mundo de oscuridad. Filipenses 2:15 “para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo;” 2 de Corintios 5: 20 “Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.”

About these ads
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s