La prioridad de nuestra vida

“Vino luego a él palabra de Jehová, diciendo: Levántate, vete a Sarepta de Sidón, y mora allí; he aquí yo he dado orden allí a una mujer viuda que te sustente. Entonces él se levantó y se fue a Sarepta. Y cuando llegó a la puerta de la ciudad, he aquí una mujer viuda que estaba allí recogiendo leña; y él la llamó, y le dijo: Te ruego que me traigas un poco de agua en un vaso, para que beba. Y yendo ella para traérsela, él la volvió a llamar, y le dijo: Te ruego que me traigas también un bocado de pan en tu mano. Y ella respondió: Vive Jehová tu Dios, que no tengo pan cocido; solamente un puñado de harina tengo en la tinaja, y un poco de aceite en una vasija; y ahora recogía dos leños, para entrar y prepararlo para mí y para mi hijo, para que lo comamos, y nos dejemos morir. Elías le dijo: No tengas temor; ve, haz como has dicho; pero hazme a mí primero de ello una pequeña torta cocida debajo de la ceniza, y tráemela; y después harás para ti y para tu hijo. Porque Jehová Dios de Israel ha dicho así: La harina de la tinaja no escaseará, ni el aceite de la vasija disminuirá, hasta el día en que Jehová haga llover sobre la faz de la tierra.  Entonces ella fue e hizo como le dijo Elías; y comió él, y ella, y su casa, muchos días. Y la harina de la tinaja no escaseó, ni el aceite de la vasija menguó, conforme a la palabra que Jehová había dicho por Elías.” 1 de Reyes 17:8 – 16

 Esta mañana Dios me recordaba su inmensa misericordia y su gran bondad (entre muchas mas cosas) con la historia de la viuda de Sarepta. Jesús mismo habla de ella como una heroína de fe en el libro de Lucas exaltando la fe de ella.

La condición de esta viuda era muy difícil, tenía un hijo a su cargo y tenía algo de agua, además de solo un puñado de harina y un poco de aceite. Dios quiere usar a esta dama en sus propósitos. Dios lleva a Elías a la casa de esta viuda para mostrarle su gran poder y su amor infinito.

Dios desea usarnos en gran manera a cada uno de nosotros, pero muchas veces nos fijamos en las circunstancias, en lo que tenemos y en lo que no tenemos, y no en Dios y Su Palabra. Varias cosas que aprendía:

  • La viuda puso todo lo que tenía al servicio de Dios. No era mucho, le sirvió a Dios con lo que tenía. Ella tenia su casa, seguramente sin lujos, tenia su hijo, tenia un poco de aceite y un puñado de harina. Pero lo mas valioso tenía su vida al servicio del Señor y de este profeta en Israel. No hace falta tener muchas cosas, o ser muy estudiado, o ser poseedor de grandes cosas para poder servir a Dios. ¿Cuál es tu excusa?
  • La viuda le creyó a la palabra de Dios, eso es fe, la fe bíblica. Ante lo que Dios le dijo a través de este profeta, ella actuó. Se movió a realizar la voluntad de Dios. Esta viuda se “jugo” su vida por la palabra de Dios. Dios usó a este hombre para confirmar lo que antes El le había dicho. Dios l había dado orden a esta mujer de sustentar a Elías. Dios nos habla por su palabra y a través de sus siervos, o a veces usa a los siervos de Dios para llevarles ese mensaje. Cuando escuchas el deseo de Dios para tu vida sea en tu tiempo personal con Dios o a través de los siervos de Dios, ¿Qué haces al respecto? ¿Obedeces? y si ves que es bíblico lo que te muestra el siervo de Dios ¿Qué haces? ¿le crees a Dios? ¿menosprecias el mensaje de Dios y al siervo de Dios? La viuda no tuvo esa actitud ¿cierto?
  • La viuda le dio la prioridad a Dios. Muestra de su fe inmensa a la palabra de Dios, fue que hizo conforme a lo que le pedía Elías. La viuda le dio primeramente a él y creyó la promesa que Dios le hacía de Su suficiencia para mantenerlos durante ese tiempo de hambruna. ¡eran tres años y medio! ¿Recuerdan Mateo 6:33? ¿Tu prioridad es Dios? Cuando la prioridad es Dios, Él se encarga de las cosas básicas de nuestra vida. Aunque en ese momento TODOS estaban pasando por mucha necesidad, la viuda vivía la vida que Dios le había prometido y marcó la diferencia, tanto que Jesús, el Hijo de Dios la exalta por la eternidad. ¿has vivido esta realidad? ¿has vivido la Suficiencia de Dios? ¿le das la prioridad a Dios y has visto como El te provee? ¿has dejado de ser fiel a lo más básico que es pasar tiempo primeramente con Dios?

Hijos de Dios, iglesias en el mundo entero, Dios es el mismo ayer, hoy y siempre será igual. Sus promesas son certeras, si vivimos sus mandamientos. Mas que nunca podemos experimentar el poder, el amor, la suficiencia, la fidelidad de Dios en nuestras vidas. Aunque el país entero este en desastre, el Dios que tenemos permanece fiel y nuestras vidas serán diferentes en medio del caos. El problema no es Dios, somos nosotros al no le creerle a Dios. ¿Nos movemos por nuestros propios intereses y deseos y Dios está en último lugar?

Sí queremos fruto, sí queremos una vida diferente, si queremos una iglesia grande llena de hijos de Dios, de discípulos del Señor, pero Dios no es la prioridad todavía para muchos de nosotros. Su nombre y Su causa son afectados. No hay recursos ni humanos ni de ninguna clase porque no le estamos creyendo a Dios. Nuestra vida debe ser más que leer biblia es vivirla con fe, con la actitud correcta y no llena de quejas y un corazón egoísta. ¿Quién se apunta a vivir como esta viuda? Tal vez sin muchas cosas materiales, pero con un galardón eterno en los cielos, afectando a generaciones futuras en nuestro país y aun en otras partes del mundo. ¡Que nuestra vida hable de la relación que tenemos con Dios y con Su Hijo Jesucristo!, que no sean tan solo palabras que se las lleva el viento.

Con el amor de Cristo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s