Experimentando el poder de Dios

“Porque Jehová vuestro Dios secó las aguas del Jordán delante de vosotros, hasta que habíais pasado, a la manera que Jehová vuestro Dios lo había hecho en el Mar Rojo, el cual secó delante de nosotros hasta que pasamos; para que todos los pueblos de la tierra conozcan que la mano de Jehová es poderosa; para que temáis a Jehová vuestro Dios todos los días.” Josué 4:23 – 24

Esta mañana compartía con ustedes estos dos versículos y Dios traía a mi mente el siguiente pensamiento: “Es fácil dar a conocer a Dios a todo el mundo cuando vivimos una realidad con Dios”. Ellos tuvieron que experimentar primero el poder de Dios para que entonces, el mundo conociera de ese Dios real.

Entonces, ¿Cómo llegar a experimentar el poder de Dios en nuestras vidas? Por oír la palabra de Dios, Por creer la palabra de Dios, Por obedecer estrictamente la palabra de Dios y por dejar actuar a Dios. En este proceso lo más importante es tu corazón. Los resultados se los dejas a Dios, y sin importar esos resultados, le confías tu vida a Dios.

El contexto de este pasaje se desarrolla cuando los israelitas van a pasar el rio Jordán, un río desbordado, para pasar a conquistar la tierra prometida. Para conquistar esa tierra, necesitaban confiar en el poder de Dios, necesitaban experimentar una vez más las obras maravillosas de Dios en sus vidas. Estaban siguiendo el arca de Dios. Los sacerdotes metiendo sus pies en un río desbordado y con la posibilidad de morir. Un pueblo que confía en su líder y ese líder que confía en Dios.

Todo esto nos lleva a considerar lo siguiente:

  • ¿Deseamos vivir la vida que Jesús nos ofrece? si dices no por x o y razón, puedes quedarte así, en tu condición actual, pero no seas obstáculo para los que si quieren vivir lo que Dios les ofrece. Si dices sí, entonces sigue a Jesús, obedece paso a paso lo que te dice y descansa, y luego disfruta de las obras maravillosas de Dios en tu vida.
  • ¿Conoces a Dios y su Palabra? Puede ser que solamente es y ha sido una tradición religiosa en tu vida y una frase que se repite constantemente: “si yo creo en Dios y en su palabra”, pero que no es real en tu vida, no hay transformación, no hay plenitud, no hay gozo, no hay paz, con deseo de conocer otras cosas en lugar de seguir conociendo a Dios, no has experimentado a Dios y sus obras en tu vida, etc.
  • ¿Estás dispuesto a morir a ti mismo? Morir a lo que eres, a tus deseos, a tu pecado, a tu forma de vida. No se trata de seguir a un líder religioso a ciegas, o practicar una religión, o dejar de hacer algunas cosas, o empezar a hacer algunas cosas incluso en contra de tu voluntad. Se trata de conocer a Dios, y rendir voluntariamente tu vida a Él, obedeciendo lo que Él te diga y dejando atrás las cosas que Él te muestre debes dejar atrás. Cuando entiendes lo que Jesús hizo en la cruz por ti, y el amor que te tiene, vamos a vivir para agradarle y agradecerle por el resto de nuestra vida. Así que es fácil morir y renunciar a cualquier cosa por amor a Él.
  • ¿Estas dispuesto a seguir a Jesús y ser uno con otros creyentes? En el texto vemos algo único, unidad. Unidad en todo sentido. Están siguiendo a Dios, están siguiendo a ese hombre que Dios puso, están siguiendo lo específico que Dios les ha mandado. Sin esa unidad, es imposible experimentar el poder de Dios, como creyente o como iglesia. Cuando todos vemos la biblia y creemos lo que dice la biblia, iremos unidos, sin división, sin duda alguna, hacía en mismo lugar, para experimentar el poder de Dios. Si siempre hay duda en estos aspectos, te debes preguntar si estas en el lugar correcto en cuanto a tu edificación. Si no hay confianza en la biblia, en la iglesia y en sus líderes, debes cambiar de lugar, para entonces llegar a vivir el plan de Dios para tu vida. Pero si sabes que es el lugar correcto, entonces lo que debes es cambiar tu actitud.

Hay una vida que Dios nos ofrece, una vida real, verdadera, perdurable, que aún trasciende en la eternidad, una vida para disfrutar aquí en la tierra y que será recompensada en la eternidad. Pero implica decisiones de nuestra parte.
Hoy hemos hablado principalmente con aquellos que ya han iniciado una relación con Dios, que son hijos de Dios, sin embargo si tu tienes dudas en cuanto a si eres o no hijo de Dios, no dudes en escribirnos, con gusto te mostramos a la luz de la palabra de Dios, como tener la seguridad de ser hijos de Dios.

Un abrazo muy especial para todos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s