Dios, Su Palabra y tu corazón

“Cuidaréis de poner por obra todo mandamiento que yo os ordeno hoy, para que viváis, y seáis multiplicados, y entréis y poseáis la tierra que Jehová prometió con juramento a vuestros padres. Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos. Y te afligió, y te hizo tener hambre, y te sustentó con maná, comida que no conocías tú, ni tus padres la habían conocido, para hacerte saber que no sólo de pan vivirá el hombre, mas de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre.” Deuteronomio 8:1 – 3

La biblia es perfecta, la biblia es la Palabra de Dios, la biblia es el espejo que nos muestra lo que somos per a la vez es el manual de vida para parecernos más a Jesucristo. La biblia es la brújula del creyente, la carta del navegante, sin ella estamos perdidos en este mundo, solo que no la conocemos, no la creemos, no la valoramos y mucho menos la practicamos como Dios desea que lo hagamos.

La biblia no es una religión, o algo que usa las sectas para lavarnos el cerebro, la biblia tampoco es algo místico y oculto que solo algunos pueden leer y otros no porque si la leen se vuelven locos.

Hablo de la biblia el día de hoy porque allí está la vida, es Dios hablando, allí están los mandamientos de Dios y las promesas de Dios, es la guía infalible de Dios, sin error alguno. Cuando entras a este libro con un corazón sincero queriendo conocer de Dios, lo conocerás, pero si entras a este libro lleno de prejuicios, Dios te dará lo que buscas. ¿Qué hacer con la biblia entonces?

La misma biblia nos muestra en este texto lo siguiente:

  • Conoce y cuida de poner por obra los mandamientos de Dios. Solo hay una forma de conocer a Dios y a su Hijo Jesucristo, es a través de la biblia. Como cuidar el poner por obra lo que Dios nos dice si no conocemos a Dios y sus mandamientos. Cuando conocemos quien es Dios y entendemos sus propósitos y todo lo que él hace por nosotros, entonces de todo corazón vamos a querer ponerlos por obra.
  • Vive la biblia con propósito. Dios mismo nos dice la razón de vivir la biblia y es para que tengamos vida. “Tener vida” es más que respirar. La biblia nos dice en juan 10:10 lo siguiente “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.” Jesús dice que Él ha venido para que tengamos vida, porque no tenemos vida, estamos muertos en nuestros pecados. El apóstol Pedro se lo dice al mismo Jesús “Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.” Jesús mismo declaró lo siguiente “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” Así que la palabra de Dios, las palabras de Jesús, Jesús El Hijo de Dios hablando, sus palabras son vida. Él nos da vida y desea que la compartamos con otros, nos multipliquemos y no solo eso, sino que Dios desea que vivas toda la vida que él tiene para ti.
  • La biblia descubre lo que hay en tu corazón hacia Dios. Dios dice a los judíos en este texto, que les permitió pasar por el desierto y por todas estas pruebas en su vida, para saber lo que había en su corazón. La demostración de lo que hay en el corazón hacia Dios no está en palabras vacías que a veces soltamos, está en la obediencia a la palabra de Dios. La biblia es como ese maná que Dios dio a los judíos. Cada mañana el daría de comer, comida del cielo, ellos tendrían que recogerla temprano y comerla durante el día, así tendría vida física y espiritual.

Algunas aplicaciones sencillas:

  • Si no tienes una relación con Jesús, no tienes vida. 1 de Juan 5:12 es directo y conciso “El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.” ¿Tienes la Vida? ¿Tienes a Jesús en tu corazón? ¿Cuándo fue que Él entró a tu corazón? Si no sabes la respuesta basada en la misma palabra de Dios, te animo a buscar la respuesta a través de este mismo libro. No hablamos de religión, ni siquiera de una iglesia, hablamos de Jesús quien murió por tus pecados, derramó su sangre para limpiarte de tus pecados y que resucito al tercer día ofreciéndote vida eterna.
  • Si tienes a Cristo en tu corazón, te animo a creerle a Dios y a sumergirte en este libro, a escuchar la voz de Dios, a conocerle, a obedecerle y tomar esa vida que él en Su palabra te ofrece.
  • Arregla tu corazón, arrepiéntete de tu pecado y entrega tu corazón, tu vida a Dios. Tus palabras se las lleva el viento, vive de corazón para Dios. No te engañes pensando que solo con ir a una iglesia o tomando unos “cursos” de la biblia te hacen un buen creyente. Dios te conoce y sabe la razón por la cual tu entras a este libro, sabe también porque no entras a este libro. El te anhela con todo Su ser, pero búscalo de corazón y no juegues más con Dios. No juegues más a ser cristiano, sé un verdadero cristiano.
  • Deja que Dios te alimente y que tengas vida sobre esta tierra, victoria sobre el pecado, una vida diferente a pesar de las circunstancias del mundo.

Feliz día para todos

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s