La necesidad de estar en sus negocios

“Entonces él les dijo: ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que en los negocios de mi Padre me es necesario estar? Mas ellos no entendieron las palabras que les habló. Y descendió con ellos, y volvió a Nazaret, y estaba sujeto a ellos. Y su madre guardaba todas estas cosas en su corazón. Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres.” Lucas 2:49 – 52

Hace un tiempo puse al lado de Lucas 2:49 un versículo paralelo, es 1 de Corintios 6:20 que dice lo siguiente: “Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.”

¡Dios es increíble! Nos compró para que llegásemos a ser sus hijos, pagó un precio alto, pagó con la sangre preciosa de Su Hijo, la vida de Su Hijo en rescate por la de nosotros. Jesús estaba involucrado en los negocios de Su Padre Celestial. Participó activamente de la compra de nuestras vidas. ¡¡WoW!!

La biblia nos dice en Juan 10:10 – 11 dice “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas.” Dios me recordaba lo que sucedió en Edén. El diablo quito al hombre esa vida que tenía con el Señor, mató al hombre espiritualmente, destruyó el plan de Dios, por esa causo entro el pecado en el mundo y por el pecado la muerte. La paga del pecado es la muerte. Así que cualquiera que quisiera rescatarnos debería morir, cualquiera que deseara comprarnos tendría que morir. Jesús pagó con su vida, murió por nuestros pecados y con Su resurrección ofrece vida a todo aquel que se arrepienta de sus pecados, que en él crea y que le reciba en su corazón. Jesús venció al que tenía el imperio de la muerte esto es al diablo.  1 de Juan 5:12 dice “el que tiene al Hijo tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida” Si no tienes la seguridad de la vida eterna, te animo a que conversemos a la luz de la palabra de Dios, para ver lo que dice la biblia acerca de cómo tener la seguridad de la vida eterna a la manera de Dios.

Una vez que somos sus hijos, la meta es glorificarle en nuestro cuerpo y en nuestro espíritu los cuales son de Dios, él los compró. Es decir que tu vida manifieste lo que Jesús es. No se trata solo de acciones sino de actitudes de corazón. Ojo, esto es después de ser su hijo, no para ser su hijo.

Jesús a los doce años estaba en el templo escuchando a los doctores de la ley, preguntando y escuchando. Luego, ¿Jesús no conocía la palabra de Dios? Por supuesto que si. Pero este pasaje nos lo deja Dios para que aprendamos de Jesús y tomemos su ejemplo. Conocer, entender y aplicar la palabra de Dios hace parte de estar involucrados en los negocios de nuestro Padre celestial. ¿Conoces la biblia?

Jesús aplicaba la biblia, se sometía a sus padres y crecía en todo sentido, creciendo en gracia para con Dios y los hombres.

Algo para pensar:

  • ¿En qué negocios estas invirtiendo? Temporales o eternos. Sigue el ejemplo del Señor, invierte en la palabra de Dios, vívela, compártela, para que así este invirtiendo en las almas de los hombres. Las dos cosas eternas son las almas de los hombres y la palabra de Dios.
  • ¿En qué negocios estas involucrado a tus hijos? Dios involucró a Jesús en sus negocios. Jesús se involucró en los negocios de su Padre, era una necesidad para él, ¿lo es para ti?
  • Si fuimos comprados por precio ¿tu vida está sirviendo a Aquel que te compró a tan alto precio? Entrega tu vida, cuerpo, alma y espíritu, para servir al Señor y cumplir así el primer mandamiento de la ley de Dios. “Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Éste es el principal mandamiento.” Marcos 12:30

Feliz día para todos

Anuncios
Publicado en General | Deja un comentario

Vive a Jesús, Sirve a Jesús

“Hubo en los días de Herodes, rey de Judea, un sacerdote llamado Zacarías, de la clase de Abías; su mujer era de las hijas de Aarón, y se llamaba Elisabet. Ambos eran justos delante de Dios, y andaban irreprensibles en todos los mandamientos y ordenanzas del Señor. Pero no tenían hijo, porque Elisabet era estéril, y ambos eran ya de edad avanzada. Aconteció que ejerciendo Zacarías el sacerdocio delante de Dios según el orden de su clase, conforme a la costumbre del sacerdocio, le tocó en suerte ofrecer el incienso, entrando en el santuario del Señor. Y toda la multitud del pueblo estaba fuera orando a la hora del incienso. Y se le apareció un ángel del Señor puesto en pie a la derecha del altar del incienso. Y se turbó Zacarías al verle, y le sobrecogió temor. Pero el ángel le dijo: Zacarías, no temas; porque tu oración ha sido oída, y tu mujer Elisabet te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Juan.” Lucas 1: 6 – 13

¿Cómo esta nuestra relación personal con Dios? ¿Cómo nos comportamos en el interior de nuestro hogar? ¿servimos al Señor en lo que hacemos? ¿nuestras oraciones son contestadas?

La realidad de nuestro cristianismo se revela en el cómo vivimos a diario lo que sabemos de la biblia, en nuestra obediencia a Dios. La vida nuestra no experimenta el poder de Dios porque no vivimos para Dios. Nuestra vida no experimenta el gozo de oraciones respondidas ni de fruto a nuestra cuenta porque no vivimos para Dios. Cuando no somos constantes en nuestro andar con el Señor y fieles, ¿Cómo Dios puede obrar?

Esta pareja era algo especial y Dios nos la deja de ejemplo para ser desafiados a vivir lo mismo. Quisiera destacar 4 aspectos de este pasaje:

  1. Ambos eran justos delante de Dios, y andaban irreprensibles en todos los mandamientos y ordenanzas del Señor.

La biblia nos habla que tanto Zacarías como Elisabet eran justos delante de Dios. La biblia nos dice que no hay justo ni aún uno. Sin embargo, la misma biblia nos dice en Romanos 5:1 lo siguiente: “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;” Esta pareja había depositado su fe en Aquel que había de venir, en Jesús y Dios los justifica por esa fe. Por eso mismo vivían los mandamientos y ordenanzas del Señor. Enfocados en ese hecho vivían según la palabra de Dios y no según sus propios deseos, no según el mundo, solo según la palabra de Dios. La biblia dice que vivían en TODOS los mandamientos y ordenanzas del Señor, no solo los que les gustaba o eran bien lindos, TODOS los vivían. ¿Conoces la biblia para poder vivir los mandamientos del Señor? Pero necesitas del Señor para poderlos vivir. Entrega tu vida a él.

  1. Aconteció que ejerciendo Zacarías el sacerdocio delante de Dios.

La biblia nos enseña como Zacarías servía a Dios, era fiel a pesar de sus propias circunstancias y las de su esposa, pues no tenían hijo. En esa época, como hoy en día, tener hijos era de gran bendición y entre más tuvieran mayor la bendición. ¡que contraste con el pensamiento de hoy en día ¿no?!  Zacarías ejercía el sacerdocio, servía a Dios, todos los días de su vida. Servir a Dios no se refiere a servir solamente en la iglesia, se refiere a hacer todo para Dios, según lo que Dios pide, es decir a la manera de Dios y para su gloria. ¿lo que haces, sea lo que sea, lo haces para exaltar las excelencias del Señor? ¿Sirves a Dios según lo que dice la biblia? ¿te has preguntado si lo que haces agrada a Dios y le da la gloria?

  1. Y se le apareció un ángel del Señor

Aja, hoy no se nos va a aparecer un ángel y si eso pasa, corre, nada de eso es de Dios. Dios hoy nos habla por medio de Su palabra y si estamos viviendo los dos puntos anteriores, metiéndonos en la biblia, Dios nos hablará de forma personal. Será obvio, pero no será de la noche a la mañana. Dios envía a Gabriel para que le hable a Zacarías y éste debía oírle y creerle para luego vivir. Si no estás dispuesto de corazón a vivir todo lo que Dios te dice, él no va a perder Su tiempo contigo. Dios trabaja con aquellos que desean de corazón vivir la palabra de Dios. Si Dios te ha mostrado algo en su palabra que debes hacer o debes dejar de hacer, ¿ya lo estás viviendo de corazón? ¿es una vivencia constante? ¿lo haces de corazón, o buscando solo un beneficio de parte de Dios, es decir por conveniencia?

  1. porque tu oración ha sido oída.”

El último aspecto es tu oración fiel y persistente. Muchas de las cosas que pedimos a Dios no son contestadas por muchos factores, principalmente porque no estamos viviendo los anteriores principios de la palabra de Dios. Entre otras causas esta la falta de fidelidad nuestra en la oración. Zacarías seguía orando a pesar de las circunstancias o de lo imposible que fuera esa petición. Eran viejos y ella estéril, cualquiera diría ¡imposible! Y lo era, pero fue fiel y persistente. ¿Cuándo fue la última vez que tu oración fue respondida? ¿buscas siempre hacer la voluntad de Dios y pides lo que es la voluntad de Dios? ¿eres persistente en la oración? ¿eres perezoso para orar? ¿has experimentado la grandeza de Dios por ver respondidas tus oraciones “imposibles”?

Podemos aprender mucho mas acerca de este versículo, pero les animo a mirarlo una vez en su propia biblia y a seguir aprendiendo de esta pareja. Feliz día

Publicado en General | Deja un comentario

Sus bendiciones

“Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios.” Deuteronomio 28:1 – 2

Toda nuestra vida depende de Dios. Dios nos da todos los incentivos posibles para que andemos en sus caminos y comprobemos su buena voluntad, que es agradable y perfecta. ¡si tan solo prestáramos atención a sus palabras y dispusiéramos nuestro corazón para obedecer! ¿Cuántas bendiciones que Dios tiene para nosotros, las hemos perdido por andar enfocados en los afanes de este mundo y no en Dios y Su palabra?

Tantos pasajes de la biblia que nos dicen que si andamos en sus mandamientos nos irá bien. Aquí les recuerdo un par pasajes:

“Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas. Josué 1:7 – 9

“Llevado, pues, José a Egipto, Potifar oficial de Faraón, capitán de la guardia, varón egipcio, lo compró de los ismaelitas que lo habían llevado allá. Mas Jehová estaba con José, y fue varón próspero; y estaba en la casa de su amo el egipcio. Y vio su amo que Jehová estaba con él, y que todo lo que él hacía, Jehová lo hacía prosperar en su mano. Así halló José gracia en sus ojos, y le servía; y él le hizo mayordomo de su casa y entregó en su poder todo lo que tenía.  Y aconteció que desde cuando le dio el encargo de su casa y de todo lo que tenía, Jehová bendijo la casa del egipcio a causa de José, y la bendición de Jehová estaba sobre todo lo que tenía, así en casa como en el campo.” Génesis 39:1 – 5

En este último caso siempre me ha sorprendido como José es un varón prospero, es lo que dice la biblia. Pero, ¡es esclavo! Y Dios nos enseña que la prosperidad no se trata tanto de posesiones, sino de tener la mano de Dios sobre nosotros, su bendición, Su gracia, etc.

¿Cuántas cosas hemos perdido por no andar como debemos con Dios? Dios desea que nos sometamos a sus mandamientos y los obedezcamos. “¡Uy no! Eso no me gusta” bueno pero es lo que Dios espera de ti y que lo hagas, no por los beneficios, sino porque entiendes cuanto amor él nos tiene. Queremos a un Dios, que sea el genio de la botella que todo lo hace a nuestro modo, queremos a un Dios que se someta a mi y no lo contrario. Queremos un Dios que nos bendiga, pero nosotros haciendo lo que queramos y viviendo como todos los demás en pecado. Bueno, como diría un amigo mío “¡de malas!”, así no funciona la cosa, jejeje.

Nuestra relación con Dios debe ser a la manera de Dios y no según nosotros consideremos es correcto. Dios desea lo mejor de lo mejor, pero necesitas conocerlo de manera personal, necesitas conocer cuanto te ama, necesitas conocer su amor y empezar una relación con él, para entonces disponer tu oído y corazón para prestar atención, para oír y vivir la palabra de Dios y entonces disfrutar de su presencia y de sus bendiciones.

Feliz día para todos

Publicado en General | Deja un comentario

Su buena obra en nosotros

“No pienses en tu corazón cuando Jehová tu Dios los haya echado de delante de ti, diciendo: Por mi justicia me ha traído Jehová a poseer esta tierra; pues por la impiedad de estas naciones Jehová las arroja de delante de ti. No por tu justicia, ni por la rectitud de tu corazón entras a poseer la tierra de ellos, sino por la impiedad de estas naciones Jehová tu Dios las arroja de delante de ti, y para confirmar la palabra que Jehová juró a tus padres Abraham, Isaac y Jacob. Por tanto, sabe que no es por tu justicia que Jehová tu Dios te da esta buena tierra para tomarla; porque pueblo duro de cerviz eres tú…Rebeldes habéis sido a Jehová desde el día que yo os conozco. Me postré, pues, delante de Jehová; cuarenta días y cuarenta noches estuve postrado, porque Jehová dijo que os había de destruir. Y oré a Jehová, diciendo: Oh Señor Jehová, no destruyas a tu pueblo y a tu heredad que has redimido con tu grandeza, que sacaste de Egipto con mano poderosa. Acuérdate de tus siervos Abraham, Isaac y Jacob; no mires a la dureza de este pueblo, ni a su impiedad ni a su pecado, no sea que digan los de la tierra de donde nos sacaste: Por cuanto no pudo Jehová introducirlos en la tierra que les había prometido, o porque los aborrecía, los sacó para matarlos en el desierto. Y ellos son tu pueblo y tu heredad, que sacaste con tu gran poder y con tu brazo extendido.” Deuteronomio 9:4 – 6; 24 – 29

¡Cuánta misericordia! ¡Cuánto Amor! ¡cuánta paciencia! Este pasaje nos recuerda como hemos sido por pura gracia, por Su misericordia y amor. No porque seamos buenos, o hagamos algo bueno, o por no hacer cosas malas o muy malas. No somos justos delante de Dios, nadie lo es, así lo dice el libro de romanos “no hay justo ni aún uno”. Así que Dios nos muestra que por Su gran amor nos salva y desea por ese mismo amor, darnos una vida abundante en él, Él quiere que disfrutemos la buena tierra que tiene preparada para nosotros. Dios lo promete y cumple Su palabra y no porque seamos buenos, porque somos duros de cerviz, duros de corazón, rebeldes delante de Dios.

La rebeldía en nuestro corazón es parte de esa naturaleza pecaminosa heredada de Adán y Eva. Está ahí siempre presente. Cuando Jesús entró en nuestro corazón, Él nos dio la capacidad de vencer esa inclinación natural al pecado, así que ya no es excusa para servir a Dios. Cuando pecamos es porque así lo deseamos.

En el Texto Moisés ora por el pueblo de forma constante, ante la eminente destrucción que le espera por parte de Dios, por causa del pecado y de su misma rebeldía. Ora para que Dios no destruya la obra que él inicio un día, cuando los sacó del yugo de Egipto. Dios siempre les recuerda ese mismo hecho vez tras vez.

Pensaba en el hecho objetivo de nuestra salvación en un momento específico de nuestra vida, lo que sucedió cuando depositamos nuestra fe en la obra objetiva de Cristo Jesús en la cruz, lo que sucedió hace más de 2.000 años. Por esa misma obra Dios nos da la vida abundante, una vida diferente a la que vive este mundo. Vamos a alcanzarla por gracia por medio de la fe, de la misma manera que Recibimos a Cristo. Entonces es posible vivirla y disfrutarla a la manera de Dios.

Algunas aplicaciones para nosotros:

  • Somos pecadores salvos por fe en la obra redentora de nuestro Señor Jesucristo. No somos salvos por obras, por pertenecer a una religión o por simplemente no hacer cosas tan malas que nos hagan pensar que merecemos estar con Dios por la eternidad.
  • Debemos reconocer la maldad de nuestro corazón como lo muestra Jeremías 17:9 – 10 “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras.” Debemos entonces entregarlo a Dios para que Él lo transforme.
  • Oremos constantemente por nuestro pueblo para que no sea “exterminado” a causa del pecado, sino que Dios haga su buena obra en cada uno, y los lleve a la salvación genuina, que lleguen a ser discípulos de Jesucristo. Jesucristo lo hizo en Juan 17, además él es, Como Moisés, quien intercede por nosotros.
  • Vivamos para que Dios sea conocido. Seamos biblias andantes, seamos verdaderos testigos de Jesucristo, seamos Luz y no tinieblas, seamos siervos de Dios y no de otros dioses, seamos fieles y no infieles, vivamos como lo que somos, hijos de Dios, que honramos a nuestro Padre y Creador.

Finalmente recordemos este versículo en filipenses 1: 6 “estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo;” Así que no es por lo que seamos nosotros, sino por lo que él es y quiere hacer en nosotros y a través de nosotros, ¡Gracias Dios!

Feliz día

Publicado en General | 2 comentarios

Dios, Su Palabra y tu corazón

“Cuidaréis de poner por obra todo mandamiento que yo os ordeno hoy, para que viváis, y seáis multiplicados, y entréis y poseáis la tierra que Jehová prometió con juramento a vuestros padres. Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos. Y te afligió, y te hizo tener hambre, y te sustentó con maná, comida que no conocías tú, ni tus padres la habían conocido, para hacerte saber que no sólo de pan vivirá el hombre, mas de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre.” Deuteronomio 8:1 – 3

La biblia es perfecta, la biblia es la Palabra de Dios, la biblia es el espejo que nos muestra lo que somos per a la vez es el manual de vida para parecernos más a Jesucristo. La biblia es la brújula del creyente, la carta del navegante, sin ella estamos perdidos en este mundo, solo que no la conocemos, no la creemos, no la valoramos y mucho menos la practicamos como Dios desea que lo hagamos.

La biblia no es una religión, o algo que usa las sectas para lavarnos el cerebro, la biblia tampoco es algo místico y oculto que solo algunos pueden leer y otros no porque si la leen se vuelven locos.

Hablo de la biblia el día de hoy porque allí está la vida, es Dios hablando, allí están los mandamientos de Dios y las promesas de Dios, es la guía infalible de Dios, sin error alguno. Cuando entras a este libro con un corazón sincero queriendo conocer de Dios, lo conocerás, pero si entras a este libro lleno de prejuicios, Dios te dará lo que buscas. ¿Qué hacer con la biblia entonces?

La misma biblia nos muestra en este texto lo siguiente:

  • Conoce y cuida de poner por obra los mandamientos de Dios. Solo hay una forma de conocer a Dios y a su Hijo Jesucristo, es a través de la biblia. Como cuidar el poner por obra lo que Dios nos dice si no conocemos a Dios y sus mandamientos. Cuando conocemos quien es Dios y entendemos sus propósitos y todo lo que él hace por nosotros, entonces de todo corazón vamos a querer ponerlos por obra.
  • Vive la biblia con propósito. Dios mismo nos dice la razón de vivir la biblia y es para que tengamos vida. “Tener vida” es más que respirar. La biblia nos dice en juan 10:10 lo siguiente “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.” Jesús dice que Él ha venido para que tengamos vida, porque no tenemos vida, estamos muertos en nuestros pecados. El apóstol Pedro se lo dice al mismo Jesús “Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.” Jesús mismo declaró lo siguiente “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” Así que la palabra de Dios, las palabras de Jesús, Jesús El Hijo de Dios hablando, sus palabras son vida. Él nos da vida y desea que la compartamos con otros, nos multipliquemos y no solo eso, sino que Dios desea que vivas toda la vida que él tiene para ti.
  • La biblia descubre lo que hay en tu corazón hacia Dios. Dios dice a los judíos en este texto, que les permitió pasar por el desierto y por todas estas pruebas en su vida, para saber lo que había en su corazón. La demostración de lo que hay en el corazón hacia Dios no está en palabras vacías que a veces soltamos, está en la obediencia a la palabra de Dios. La biblia es como ese maná que Dios dio a los judíos. Cada mañana el daría de comer, comida del cielo, ellos tendrían que recogerla temprano y comerla durante el día, así tendría vida física y espiritual.

Algunas aplicaciones sencillas:

  • Si no tienes una relación con Jesús, no tienes vida. 1 de Juan 5:12 es directo y conciso “El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.” ¿Tienes la Vida? ¿Tienes a Jesús en tu corazón? ¿Cuándo fue que Él entró a tu corazón? Si no sabes la respuesta basada en la misma palabra de Dios, te animo a buscar la respuesta a través de este mismo libro. No hablamos de religión, ni siquiera de una iglesia, hablamos de Jesús quien murió por tus pecados, derramó su sangre para limpiarte de tus pecados y que resucito al tercer día ofreciéndote vida eterna.
  • Si tienes a Cristo en tu corazón, te animo a creerle a Dios y a sumergirte en este libro, a escuchar la voz de Dios, a conocerle, a obedecerle y tomar esa vida que él en Su palabra te ofrece.
  • Arregla tu corazón, arrepiéntete de tu pecado y entrega tu corazón, tu vida a Dios. Tus palabras se las lleva el viento, vive de corazón para Dios. No te engañes pensando que solo con ir a una iglesia o tomando unos “cursos” de la biblia te hacen un buen creyente. Dios te conoce y sabe la razón por la cual tu entras a este libro, sabe también porque no entras a este libro. El te anhela con todo Su ser, pero búscalo de corazón y no juegues más con Dios. No juegues más a ser cristiano, sé un verdadero cristiano.
  • Deja que Dios te alimente y que tengas vida sobre esta tierra, victoria sobre el pecado, una vida diferente a pesar de las circunstancias del mundo.

Feliz día para todos

Publicado en General | Deja un comentario

Sigue cumplidamente a Jehová tu Dios

“Yo era de edad de cuarenta años cuando Moisés siervo de Jehová me envió de Cades-barnea a reconocer la tierra; y yo le traje noticias como lo sentía en mi corazón. Y mis hermanos, los que habían subido conmigo, hicieron desfallecer el corazón del pueblo; pero yo cumplí siguiendo a Jehová mi Dios. Entonces Moisés juró diciendo: Ciertamente la tierra que holló tu pie será para ti, y para tus hijos en herencia perpetua, por cuanto cumpliste siguiendo a Jehová mi Dios…Por tanto, Hebrón vino a ser heredad de Caleb hijo de Jefone cenezeo, hasta hoy, por cuanto había seguido cumplidamente a Jehová Dios de Israel.” Josué 14: 7 – 9, 14.

En este capítulo Caleb está hablando con Josué acerca del territorio que le corresponde como herencia a Caleb según lo que Moisés y Dios mismo le había prometido. Está a punto de ir a conquistar una tierra de gigantes al estilo Goliat, lo cual hace efectivamente y toma este territorio como heredad perpetua.

Después de salir de Egipto, Moisés envía a doce hombres a espiar la tierra que habrían de conquistar. Al regresar de espiar la tierra, todos hablaban de la belleza de la tierra, pero de lo imposible que era conquistarla, de esa manera 10 de ellos hicieron desfallecer el corazón del pueblo. Solamente Caleb y Josué, dicen que sí se puede pues Dios estaba de su lado y aunque las circunstancias eran adversas, Dios les había prometido esa tierra y Dios se las daría. Estos diez hombres y el pueblo que decidió creerles murieron en el desierto, sin experimentar la buena tierra que Dios tenía para ellos, sin experimentar el poder de Dios, Su victoria, su fidelidad, etc. Aquí algunas aplicaciones al respecto:

  • Dios nos ha dado “Colombia Para Cristo”, “Venezuela para Cristo”, lo que será una realidad contigo o sin ti, depende de si le crees a Dios o no. Dios puso en el corazón de Caleb la certeza de poseer esa tierra bajo la promesa de Dios que se las daría a pesar de…Vemos solo las circunstancias, el corazón duro de la gente, los problemas económicos y los sociales, la situación política y otras cosas más, y terminamos creyendo que no se puede, y dejamos de creer lo que Dios dijo.
  • ¿Cuántos estamos haciendo desfallecer el corazón de los hermanos con nuestras quejas y la falta de fe? Algo seguro es que vivirás solo quejándote el resto de la vida, en un desierto espiritual.
  • ¿Cuántos de nosotros le creemos a Dios y somos fieles a él a pesar de lo que vemos y experimentamos diariamente?
  • ¿Cuántos de nosotros vivimos las promesas de Dios y experimentamos la victoria, el poder, la vida abundante que Dios nos ofrece?

¿Cuál fue la clave en la vida de Caleb? Siguió a Jehová Su Dios. Las frases que señalamos en el texto son la clave para entender el éxito en la vida de Caleb. Siguió a Jehová Su Dios. Cumpliremos el plan de Dios para nuestras vidas siguiendo continuamente, fielmente a Dios, nuestro Dios. Algunas aplicaciones:

  • Dios nos pone en el corazón seguirle, creerle, vivir para él, Finalmente ¿le crees y le sigues fielmente?
  • ¿Conoces a Dios? ¿Conoces lo que dice Su palabra? ¿Conoces sus mandamientos y promesas?
  • ¿Es Dios tu Dios? ¿es el Dios de la biblia tu Señor?
  • ¿Cuál es el alcance de tu fe a Dios? Caleb le creyó a Dios y fue fiel, y animó a un pueblo a vivir creyéndole a Dios. ¿Cuántos creen en el Señor Jesucristo por ver como tu le sigues cumplidamente, le sirves y adoras?

Feliz día para todos

Publicado en General | 1 Comentario

¡Orgullo!

“Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, Y da gracia a los humildes. Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.” 1 de Pedro 5: 5 – 7

¡Orgullo! ¿En cuantos problemas nos mete el orgullo? En muchos problemas, ¿cierto?  Este texto nos anima a vivir de manera diferente y tratar con el orgullo de manera bíblica, a la manera de Dios. Consideremos algunos aspectos del pasaje:

  1. Sométete a Cristo y los otros: una actitud de respeto y obediencia por aquellos que nos enseñan con su vida y con la Palabra de Dios. Una actitud de obediencia de corazón a aquellos quienes están en autoridad sobre nosotros. Esta actitud de sumisión hacia otros, trata con nuestro orgullo con nuestra altivez. Sumisos unos a otros, prefiriendo siempre al otro y no buscando lo nuestro siempre. Cuando no nos sometemos a quienes Dios ha puesto sobre nosotros, no nos sometemos a Dios. Cuando nos sometemos a Dios, es fácil someternos a los otros.
  2. Revístete de Cristo: Mateo 11 Jesús dice que aprendamos de él, que es manso y humilde de corazón. Jesús nos enseñó humildad. Filipenses 2 nos habla como él se despojó de su vestimenta celestial y se hizo como uno de nosotros, se humilló a sí mismo, y se hizo obediente hasta la muerte y muerte de cruz. ¡Sé cómo Jesús!

Dios resiste a los que no son sumisos, a los soberbios. Dios da gracia a los humildes. ¿Dios te resiste o te da Su gracia?

Dios nos dice que nos humillemos bajo Su poderoso mano. Humildad y Sumisión. Si hoy te humillas ante el Señor, un día serás exaltado, en Su tiempo. El tiene cuidado de nosotros, y el desea que confiemos en Él, Él es poderoso para llevar toda nuestra ansiedad, Él es el Dios de toda gracia, el Dios de paz. Jesús nos promete lo mismo en Mateo 11.

“Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.  Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.”

Vayamos a Jesús, disfrutemos de su descanso, llevemos su enseñanza, aprendamos de él, aprendamos de su carácter, y así hallaremos su descanso en un mundo turbulento.

¡Feliz día para todos!

Publicado en General | Deja un comentario